Carta e invitación al Sr. Carlos Alazraki y a los miembros de los tres poderes del Estado Mexicano.

Por la nota publicada por el señor Carlos Alasraki en: http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=379684

Tlalnepantla de Baz, a 4 de octubre del 2011.

Asunto: Carta e invitación al Sr. Carlos Alazraki y a los miembros de los tres poderes del Estado Mexicano.

Estimado señor Carlos Alazraki, me dirijo a usted por lo que escribió en agosto 19 del 2008 de lo cual me acabo de enterar, si bien sus líneas están dirigidas a aspirantes a maestros reprobados, me parece que denuestan y menosprecian la labor del magisterio mexicano. No soy maestro (brincos diera yo por serlo), soy un padre de familia, egresado del IPN y que está por concluir su segunda carrera profesional ahora en la UNAM. Yo debo mis logros a los maestros que me enseñaron en la escuela pública de México.

Espero que sus opiniones al día de hoy hayan cambiado para bien, pero de no ser así, me parece, que usted opinó sin darse una vuelta por las aulas de nuestras escuelas y no se ha percatado de las condiciones en que tienen que trabajar nuestros maestros, la mayoría hace milagros: con los escasos recursos con que cuentan, con los pobres y desarticulados programas de estudios que les obligan a seguir y que van desde la educación básica hasta la educación normal, con niños mal nutridos a los que a veces los maestros les comparten su precario lunch, para que no se les desmallen en clase, con chamacos que aspiran a meterse en la delincuencia y narcotráfico, porque creen que no hay otra forma de salir la miseria en las que nos han metido las políticas económicas de nuestros gobiernos y con la precaria condición económica con la que tienen que satisfacer sus necesidades básicas.

Ciertamente hay maestros mediocres, que no les interesa o no encuentran el tiempo para prepararse, así como también, hay abogados, médicos, ingenieros, etc. Que padecen de lo mismo y publicistas, comunicadores y políticos manipuladores, que poco abonan al desarrollo de nuestro país y tratan de lacerar la EDUCACIÓN sobre todo pública y laica, que es lo único que podría sacar adelante a nuestro pueblo del marasmo en el que está.

Señor Alazraki, supongo que hace sus comentarios para crear conciencia en la gente, pero las críticas sin acciones pierden valor, es muy fácil criticar y no proponer algo para transformar y revertir lo que se critica, desafortunadamente en sus comentarios no leo propuestas salvo pedir a los maestros reprobados que se preparen ¿De qué sirve señalar lo que nos parece mal si no hacemos algo al respecto? Por ello y aprovechando que usted se percibe como un patriota, como un mexicano urgido de que haya cambios positivos en este país, lo exhorto a usted y a todos los miembros de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial (que son de los pocos mexicanos que disfrutan de ingresos dignos y que están mejor pagados que sus similares a nivel mundial) a que preparemos a nuestros maestros. Por cada maestro al que usted o cualquier congresista, presidente municipal, gobernador o presidente y juez, que le pague a un maestro un taller de matemáticas que yo imparto, yo beco a otro.

Dejemos a un lado crítica mordaz y la demagogia y hagamos algo por la educación de nuestro país. A mí también me dan pena los resultados que se han obtenido en los resultados de la evaluación que menciona, pero sabe señor Alazraki, si no fuera por la vocación de nuestros maestros, los resultados en los que se mide el nivel académico de nuestros estudiantes serían más desastrosos, concuerdo con usted “por eso estamos como estamos” y agrego, sin los docentes que tenemos estaríamos peor. Sin duda nos merecemos estar mejor.

Tome en cuenta mi invitación para becar a nuestros maestros. NO PERMITAMOS QUE LA PATRIA SE NOS SIGA DESHACIENDO. ¡HAGAMOS ALGO POR ELLA!

Como ya se habrá percatado, no acostumbro leer su columna por lo que espero su respuesta a mi correo electrónico: hugo@desquebra2.com

Fraternalmente,
Hugo Rodríguez Carmona / Director del proyecto ¡Matemática sin dolor!